Todo es mio - cap 01 - Despertar

danigm's picture

José Luís abrió los ojos y no vio nada excepto luz. Al mismo tiempo sintió un gran dolor por todo el cuerpo. Estaba cansado, todos sus músculos estaban doloridos.

Su visión comenzó a adaptarse a la luminosidad y José Luís, dolorido y cansado, comenzó a ver. Una figura humana comenzaba a tomar forma a su derecha, pero aún no veía con nitidez.

- ¿Dónde estoy? ¿Es esto un hospital? -Preguntó José Luís, quejándose levemente al incorporarse en la cama.
- Hola, mi nombre es Irina. Sí, estás en un hospital, pero ha pasado mucho tiempo -Dijo la figura cada vez más nítida que estaba de pié junto a la cama.

José Luís ya había recobrado la visión. La habitación era pequeña, con una sola cama y un gran ventanal que iluminaba toda la habitación y desde el cual se veía un patio con bastante vegetación.

Irina esperó pacientemente mientras José Luís se miraba las manos, y se tocaba el rostro siguiendo las marcas que la edad comenzó a dejar en su piel poco tiempo atrás.

- ¿Qué edad tengo? ¿Cuánto tiempo ha pasado? ¿En qué año estamos? -Preguntó José Luís visiblemente alterado al contemplar que su cuerpo había envejecido.
- Tranquilízate -Dijo Irina y tocó el pecho de José Luís firmemente, pero con ternura, guiándolo para que se recostara nuevamente-. No es conveniente que hagas movimientos bruscos. ¿Qué es lo último que recuerdas?

José Luís se tranquilizó un poco y trató de hacer memoria. Todo era confuso, nada parecía real. Los recuerdos le comenzaron a llegar a la memoria de forma desordenada e inconexa, pero una línea temporal comenzaba a tomar forma en su mente. Estaba recordando.

- ¿Lo último que recuerdo? Lo último que recuerdo es la guerra. Estábamos luchando. Recuerdo, ... -José Luís entrecerró un poco los ojos-, recuerdo que defendíamos una de las últimas ciudades, yo estaba en el ejercito de la Defensa de la Humanidad.
- ¿Qué más recuerdas? -Insistió Irina.
- Lo último que recuerdo es un sonido. Un sonido, no ruidoso, sino melódico, pero a la vez aterrador. Oí como el sonido se acercaba, y después, ..., después nada. Oscuridad. Eso es lo último que recuerdo.

Irina tomó nota. Dejó el cuaderno sobre la cama y se acercó un poco más a José Luís.

- José Luís. Ha pasado mucho tiempo desde la guerra. Muchas cosas han cambiado, espero que para mejor. Yo no conocí los tiempos anteriores a la guerra, soy demasiado joven. Hoy es 20 de Marzo. Han pasado 42 años desde la guerra.

José Luís observó a Irina con cara de asombro, aún no podía cree que hubiera pasado tanto tiempo. Tenía 21 años. No. Ahora tenía 63 años.

- Me han designado como tu guía. Así que desde hoy pasaremos algún tiempo juntos hasta que te adaptes a los cambios y estés familiarizado con todo.
- ¿Guía? -Preguntó José Luís, aún asombrado por el tiempo trascurrido- ¿Por qué necesito un guía?.
- Es parte del programa de integración en el futuro. Ha pasado mucho tiempo. No conoces a nadie. No conoces la tecnología actual. El mundo ha cambiado. Yo estoy aquí para enseñarte a vivir en este nuevo mundo, soy estudiante de "Sociedades" y he estudiado a fondo cómo vivíais, así que espero poder ayudarte.

Aún asombrado, José Luís miraba la joven cara de Irina mientras esta mantenía una leve y agradable sonrisa. A pesar de todo, era tranquilizador tenerla al lado, y la joven inspiraba mucha confianza.

- Ahora tienes que descansar- Comenzó a decir Irina mientras se dirigía hacia la puerta-. La rehabilitación muscular es algo molesta, pero mañana ya podrás andar. Duerme un poco, estaré aquí cuando despiertes y comenzaré a enseñarte el nuevo mundo. Bienvenido a la vida de nuevo. Eres el último viajero del tiempo.

Irina cruzó la puerta y esta se cerró a su paso. A pesar de la noticia, José Luís estaba relativamente tranquilo. Además estaba muy cansado, así que se dejó arrastrar por Morfeo hasta el mundo onírico.